AdS Google
Skip to content

el page builder más ligero y rápido del mercado


Si llevas ya un tiempo haciendo malabares para no pelearte con tu page builder, ya sea porque te ralentiza la web que da gusto, o porque te la han liado parda con una última actualización, entonces esto te puede interesar.

En mi caso particular, trabajé con Elementor durante años, lo conozco bastante bien y acabé bastante cansado de sus bugs. También porque soy consciente de lo popular y grande que se ha hecho, y creo que ha llegado el momento de poner los puntos sobre las “íes”.

AdS Google

Pero vamos, nada personal. 

Al tema.

POST INVITADO

Hoy tengo el placer de presentarte a Eduardo Sans, Diseñador gráfico y web con más de 10 años de experiencia a sus espaldas,

Edu está especializado en ayudar a emprendedores del campo de la salud y la terapia a crear webs enfocadas a rentabilizar. Es decir, les ayuda a crear negocios, no sólo a hacerlos bonitos.

Hoy nos trae un estupendo artículos sobre GenerateBlocks,  un page builder que aunque no es para todos los públicos para algunos sí puede ser muy interesante.


Qué es GenerateBlocks

Pues mira, Generateblocks es un page builder (al estilo Elementor, Beaver Builder, etc.) desarrollado por el equipo detrás de GeneratePress. Es posible que ni siquiera hayas oído hablar de él, y es que salió al mercado discretamente el año pasado,

Ventajas de GenerateBlock

Más abajo entraré en detalle con algunas de las ventajas, pero deja que te lo resuma porque puede ser que ya de entrada no te interese, y así te ahorres el “tostón”.

Ya te aviso de antemano que creo que no es una solución idónea para todo el mundo, pero si eres un perfil parecido al mío, te puede parecer la opción más interesante:

1. Compatibilidad 100% con GeneratePress (creo que es obvio). Es igualmente funcional con otros temas como Astra, etc.

2. Es el builder, que he probado y con diferencia, más rápido del mercado. Si, mucho más rápido que Elementor, y si te interesa cuidar tu SEO o el de tus clientes, esto es algo que vas a tener que considerar ya que como sabes, Google se ha puesto mucho las pilas desde su actualización de Web Core Vitals.

3. Tiene una versión gratuita, pero la versión PRO es considerablemente más barata que Elementor. A día de hoy, la versión más avanzada de Generateblocks está a la mitad de precio que la de Elementor. Un vistazo rápido:

    • Licencia personal a $39 al año para 1 web.
    • Licencia Plus a $69 al año para 10 webs.
    • Licencia Profesional a $99 al año para hasta 250 webs.

4. Limpieza de código. Vale, esta es una razón que muchos diréis (“¿y a mi qué?”)  bueno, esa es precisamente la razón por la que es más rápido que Elementor. Menos código, mejor resultado. ¿Y cómo lo hace? Pues entre otras cosas, sacrificando funcionalidades, ya que este es un page builder “minimalista”. Pero de esto ya hablaremos luego.

5. Trabaja mano a mano con Gutenberg (vamos, que no interfiere con el núcleo de WordPress). Esto es una apuesta de futuro ya que a la larga siempre va a dar menos problemas. Además, si ya estás familiarizado con WordPress, te resultará mucho más fácil usarlo de entrada ya que utiliza la misma interfaz. Y así también te ahorras pantallas de carga, problemas con el launcher (EJEM Elementor), etc.

6. De lo mejorcito en soporte y ayuda. GeneratePress es un equipo pequeño pero absolutamente resolutivo. Si por casualidad ya llevas unos años trabajando con ellos, ya sabes a qué me refiero. Tom y su pequeño séquito de desarrolladores me han llegado a resolver cuestiones que a veces no tenían que ver con GeneratePress. En mi experiencia, ese tipo de soporte escasea y puedes esperar el mismo nivel de calidad en los foros de Generateblocks.

Nota: Generateblocks tiene además un foro de comunidad destinado a que los usuarios sugieran ideas o implementaciones para futuras versiones. Estas ideas se votan y se hablan con los propios desarrolladores. Ojo con este tipo de iniciativas, muy top.

7. Super versátil. Como decía antes, Generateblocks es un page builder minimalista. Todas sus funcionalidades giran en torno a 4 tipos de bloques: “contenedor”, “cuadricula”, “texto” y “botones”.
Estos los puedes usar de forma autónoma o combinados, como si de un Lego se tratara. Y aunque a priori parezca una solución con muchas carencias, te sorprenderá de lo que es capaz.

8. En la versión PRO tienes acceso a plantillas prediseñadas. Si los “lego” no son lo tuyo, GenerateBlocks tiene más de 150 plantillas entre las que puedes elegir. Y añaden cada vez más.

Desventajas de GenerateBlocks

1. Es un plugin “nuevo”. Lleva menos de 3 años de recorrido, y eso significa que en algunas cosas puede estar un poco en pañales. Faltan algunas funcionalidades como pestañas o acordeones (estas se incorporarán en un futuro), así que para ciertas pequeñas cosas tendrás que tirar de algún plugin extra o código.

2. NO es Elementor. Si lo que buscas es un page builder que sea un todo en uno… este no es tu plugin. GenerateBlocks es un page builder ligero pero versátil. No encontrarás widgets -ni probablemente encuentres en un futuro- que sí tiene Elementor como “galería de imágenes”, “Facebook comments”, “flipbox”, “text path”, “share buttons”, “star rating”, etc.

3. Una mayor curva de aprendizaje. Combinando los 4 bloques podrás fácilmente crear bloques únicos que luego podrás guardar como plantillas y reusar. Sin embargo, es cierto que al sintetizar tantas opciones en 4 herramientas primero hay que entender bien todas las posibilidades que tienen estos 4 bloques (que son muchas).
En definitiva, es un poco más “háztelo tu mismo” que por ejemplo Elementor. Puede que haya posibilidades que no se vean a simple vista (ejemplo: puedes cambiar el orden de los bloques en una cuadricula dependiendo de si estás en la versión móvil o no, pero tienes que encontrar dónde hacerlo).

4. Depende de lo que quieras, tendrás que valerte de otros plugins. Depende de lo que quieras lograr, vas a tener que valorar si necesitas el porrón de herramientas que te ofrecen otros page builders o te bastas con las que te ofrece GenerateBlocks.
O en el caso de que seas muyyy perfeccionista en el diseño (como yo) vas a tener que tirar alguna vez de css para afinar algún detalle. Pero bueno, mirando atrás, lo cierto es que irónicamente he tenido que usar mucho más código con Elementor que con GenerateBlocks. O sea que, bueno, tacha lo que acabo de decir.

5. El soporte es en inglés. Aunque hoy día con Google Translator esto no debería ser mayor problema, lo subrayo porque sé que puede ser todavía un inconveniente.

Y ya.

GenerateBlocks tiene una versión gratuita y otra de pago. ¿Qué sorpresa, no?, venga pues, vamos a ver qué diferencias hay:

¿Qué tenemos en la versión gratuita? 4 bloques de GenerateBlocks

Vamos a ver un poco más a fondo cómo funciona GenerateBlocks. Estos son los 4 bloques (contenedor, cuadrícula, titular, botones) que vas a utilizar para crear tus páginas:

El bloque “Contenedor” (o Container)

Los contenedores son las cajas que te permiten organizar tu contenido. 

Dentro de un contenedor podrás meter cualquier bloque (ya sea texto, botones, cuadrícula u otro contenedor).

Algunas de las cosas que puedes cambiar en un contenedor son: 

  • Ancho completo o contenido. Así como la opción de convertir toda la página a ancho completo.
  • Tipografía. Podrás cambiar tanto la familia, como el grosor, así como el alto de línea, espacio entre letras, etc. 
  • Espaciado. Ajuste del relleno (padding) del contenedor, los márgenes, grosor del borde, radio del borde y las propiedades de z-index.
  • Avanzado. Es una opción por defecto de Gutenberg para añadir anclas HTML y clases CSS adicionales a tus bloques.
  • Formas. Añade formas a tus contenedores: ángulos, curvas y triángulos con todo un sinfín de opciones (ancho, alto, z-index, etc.). Además, también podrás subir tus propias formas.

El bloque “Cuadrícula” (o Grid)

El bloque “cuadrícula” te permite crear diseños flexibles y distribuciones avanzadas para el contenido de tu web. Por defecto, tienes hasta 12 diferentes opciones: 

Sé qué estarás pensando. Estas opciones tampoco son la panacea de la flexibilidad. Pero lo que convierte esto en una herramienta súper versátil es que una cuadrícula puede tener otras cuadrículas y contenedores dentro de ellas. 

“Say whaat?”

Te enseño un ejemplo que he diseñado para uno de mis clientes. Fíjate: la primera cuadrícula es de tres columnas, y dentro de su columna central creé una segunda cuadrícula de dos columnas, dando el resultado:

Además podrás cambiar a golpe de click:

  • El espacio vertical entre columnas 
  • Alineación vertical y horizontal
  • Orden de las columnas dependiendo del dispositivo (volviendo con el ejemplo de arriba, podrías mostrar “Mesoterapia” como primer columna en dispositivos móviles en vez de “Método Pronokal”, que sería el obvio) 

El bloque “Titular” (o Headline)

Personalmente, creo que este bloque debería llamarse “Texto”. Me explico:

En las primeras versiones, el bloque Titular te permitía tan solo añadir h1, h2, h3 hasta h6 con diferentes opciones avanzadas que el bloque de Gutenberg no te permitía. De ahí su nombre.

Sin embargo, en recientes versiones incluyeron la opción de añadir además un bloque de texto corriente o incluso un DIV sin ningún tipo de estilo. Y este pequeño cambio lo ha hecho un bloque increíblemente versátil para todo tipo de contenido escrito.

Entre las opciones avanzadas podremos cambiar en cada una de sus variantes:

  • Tipografía. Podrás cambiar tanto la familia, como el grosor, así como el alto de línea, espacio entre letras, etc.
  • Color de las letras así como de su fondo. Y esto último es super versátil porque no te será necesario utilizar un “contenedor” si quieres añadir un fondo a tu titular, reduciendo así la carga de DIVs innecesarios.
  • Iconos. Podremos añadir un icono en nuestro titular si queremos, sin tener que crear otros contenedores para la imagen.

El bloque “Botones” (o Buttons)

Como dice el nombre, el bloque para crear botones. Te permite botones sencillos, así como de ancho completo o apilados (tanto horizontal como verticalmente).

Podrás personalizar:

  • Colores. configura los colores del fondo, del texto, del enlace y de los bordes para la vista normal y para la vista de desplazamiento.
  • Fondos de color.
  • Tipografía. Podrás cambiar tanto la familia, como el grosor, así como el alto de línea, espacio entre letras, etc.
  • Espaciado. Ajuste del relleno, el margen, el borde, el radio del borde y las propiedades de z-index.

Un ejemplo sencillo hecho en un par de clicks:

He configurado el margen inferior, el padding, redondeado las esquinas y añadido un icono. Además, gracias a tener la versión PRO, he podido añadir un degradado de color y una ligera sombra tanto en el texto como en el mismo botón. 

Widgets personalizables

Y hasta aquí los 4 bloques. Tan solo quiero destacar un par de cosas más.

Una de las características que han implementado en las últimas versiones es la posibilidad de (por fin) poder construir tus widgets de la misma manera que harías en cualquier página. 

Es decir, tener acceso a estos bloques también desde la pestaña de widgets, y poder personalizar tu diseño al milímetro.

Bloques reusables (o Reusables blocks)

Como el nombre indica, son bloques que puedes guardar tal cual, , con su contenido, sus estilos, etc. y volver a utilizar en cualquier momento.

Y para hacerlo es muy sencillo, haces click en “añadir a bloques reutilizables” y listo (échale un vistazo a la imagen a continuación). Le adjudicas un nombre y listo.

Una vez hayas guardado tu bloque reutilizable, se desplegará en el menú una opción nueva llamada “gestionar bloques reutilizables”. Haciendo click ahí podrás ir a un menú donde verás todos los bloques reutilizables que has hecho hasta ahora.

Los bloques reutilizables te pueden ser prácticos para una web donde tengas un bloque que se repita un montón de veces, si no te recomendaría mejor guardarlo como una Template Library (que veremos a continuación).

¿Cuál es la contra de los bloques reusables? Que si cambias el contenido o el estilo de uno de ellos, se cambiarán todos automáticamente. Y si ese no es el resultado que buscas, puede traerte muchos problemas.

Ahora veamos qué más cosas ofrece la versión PRO.

Características de la versión PRO

El quinto bloque (Template Library)

El bloque Template Library se suma a los que ya hemos visto hasta ahora (contenedor, cuadrícula, etc.) en la versión PRO. Haciendo click en él, nos mostrará un desplegable con dos opciones:

Blocks

Empecemos con lo sencillo de explicar: Librería con más de 150 opciones de prediseños, que podrás implementar en cualquier momento en tu web.

Local templates (o para entendernos, tus propias plantillas)

Una herramienta imprescindible para todo diseñador web. Ve a “GenerateBlocks > Local Templates” y crea tus plantillas personalizadas. Además, le podrás asignar una imagen para que puedas identificar fácilmente qué plantilla es, que podrás verla en la preview (fíjate en el ejemplo de abajo).

Una vez acabada, podrás insertar esa plantilla en cualquier página usando el mismo bloque de “Template Library”. Haz clic en la pestaña “Plantilla local” y selecciona tu plantilla para insertarla en la página.

¿Pero no teníamos ya lo de los bloques reusables? ¿Qué diferencia hay?

Vale, la diferencia es importante. Los bloques reusables también te permiten cargar un bloque con un prediseño, pero si modificas un bloque que has usado en diferentes páginas, todos los bloques se verán afectados. En definitiva, debes tener más cuidado de no liarla. 

Las local templates te permiten cargar un bloque con un prediseño, pero si las modificas no se guardarán sus cambios en la template original. De esta manera, podrás cargar la misma template en diferentes páginas y modificarlas con total libertad, sin mayor consecuencia. 

La única manera de cambiar la template original, será editándola desde la pestaña “local templates” que encontrarás en la columna izquierda:

Estilos globales (Global Styles)

Además de crear tus propias plantillas, también podrás crear tus propios estilos predeterminados e implementarlos fácilmente en cualquier lado. 

Para crear un global style, tan solo ve al menú izquierdo como ves en la imagen:

Emmmm… ¿Qué diferencia hay entre global styles y local templates?

Vale, imagina que todos tus botones tienen una particular sombra, redondeo, color o margen. Guardando todas estas configuraciones en un mismo global style, solo tendrás que hacerlo una vez (dándole el nombre que desees, por ejemplo “botón-redondeado”) y asignarlo en cualquier elemento que quieras. 

Para los más avezados en código, es como si hubieras creado una clase en css. Los global styles no van a guardar el contenido del bloque, solo van a guardar los estilos de ese bloque en concreto.

En la imagen te muestro como de fácil es implementarlo:

Cuando creas una nueva página o post, podrás seleccionar el elemento que quieras y asignarle el estilo global que ya hayas previamente guardado. Y automáticamente ese elemento adquirirá todas los estilos visuales que hayas adjudicado a ese global style.

Bien, ahora imagina que ya ha pasado un tiempo desde que hiciste la web y quieres cambiar el estilo de todos los botones de tu web (a lo mejor te cansaste del mismo color / tamaño / sombreado etc.). 

Pues teniendo todos los botones apuntando al mismo global style, tan solo necesitarás cambiar el global style y automáticamente el estilo de todos los botones que estén asignados a este global style cambiarán. IMPORTANTE: no afectarán al texto de estos o al enlace al que apunten, solo afectarán al estilo.

Usos prácticos y reales del Global Style

Vamos, en mi experiencia, los global style van de lujo para crear diferentes perfiles de pequeños elementos, que luego si quieres cambiar no te suponga navegar por un montón de páginas buscándolos. 

Ejemplo: Yo suelo usar un global style que sea “CTA”, otro que sea para un “botón estándar”, otro para determinados H2 con un estilo muy concreto que se repitan a lo largo de toda la web, y así.

¿Ves las posibilidades? Imagínate como puedes agilizar tu workflow con futuros clientes. 

Mayor personalización de los bloques y otros ajustes 

Además, en la versión PRO, tendrás acceso a otras herramientas como:

  • Efectos. Una potente interfaz que ofrece una serie de efectos que puedes incorporar a tus contenedores, haciendo uso tan solo de CSS: sombra de caja, sombra de texto, transición, opacidad, transformación y filtro.
  • Fondos avanzados. Añade una imagen de fondo o un degradado tanto a tu contenedor como a tus textos o botones.
  • Contenedores con enlace. Convierte tus contenedores en botones y diséñalos con opciones de tipo hover
  • Copia y pega estilos. Además de la herramienta de “estilos globales”, también tienes un botón que te permitirá copiar y pegar los estilos de un elemento en cualquier momento. Otra forma de ahorrar tiempo.
  • Asset Library. Añade tus propios iconos y formas SVG a la biblioteca interna y accede a ellos dentro del editor.
  • Visibilidad de dispositivos y atributos personalizados. En la pestaña de “avanzado”, GenerateBlocks también te da opción aquí para añadir atributos adicionales y/o ocultar el bloque en diferentes dispositivos.

La parte técnica, uno de los fuertes de GenerateBlocks

Vamos a ver un poco más a fondo la parte técnica de GenerateBlocks, que es LA RAZÓN por la que trabajo con esta herramienta. 

Deja que te cuente un poco cómo llegué hasta GenerateBlocks porque a lo mejor la historia te suena. Como te decía antes, estuve años trabajando con Elementor. Y debo decir que al principio me pareció una cosa fabulosa. 

Sin embargo, a lo largo de años tuve muchos problemas con algunas de sus actualizaciones, con estilos que cambiaban sin mas (usar CSS y elementor ha sido una combinación fatal), páginas con un DOM infinito, con cada vez peores resultados de velocidad, una atención al cliente totalmente desentendida (más de dos veces tuve que solucionar un problema que tenia que ver con Elementor y ellos echaban balones fuera con que era un problema de otro plugin)…

El proceso Détox

En definitiva, después de una de estas últimas incidencias (que además fue muy grave y me llevó casi una semana solucionar), el cliente afectado me pidió borrarle Elementor e intentar conseguir el mismo resultado a base de código limpio. 

Dos semanas a full de trabajo. Pero lo logré.

Y en este proceso vi las entrañas de lo que Elementor dejó tras de si. Y como después de este proceso de “détox”, la web VOLÓ en todas las métricas habidas y por haber.

Después de esta experiencia, me pasé meses haciendo webs escribiendo el CSS a pelo. Me fio más de mi código que del de otro. 

Y sí, el CSS te permite automatizar una parte importante de funciones, pero no supera la agilidad (o la usabilidad si quieres) de un page builder en muchas cosas, sobre todo desde el lado del cliente, ya que tus clientes no van a poner a liarse con el código para cambiar el aspecto de un botón.

Estaba claro que tarde o temprano tendría que volver al redil por cuestiones logísticas, vamos, volver a un page builder.

Pero desde luego no estaba dispuesto a conformarme con cualquier cosa. Iba a ser súper exigente con el page builder (si es que acababa trabajando con uno).

Y aquí es donde al cabo de un tiempo me topé con GenerateBlocks, de pura casualidad. Y flipé.

Al tema.

Ligero como una pluma

En mi experiencia, la mayoría de page builders se dedican a apilar funcionalidades -o widgets- en sus actualizaciones (cada vez “más” en vez de “mejor”), añadiendo más y más peso al plugin. 

Y es que su filosofía es la de buscar ofrecer soluciones concretas a golpe de click para llegar a cuanta más gente mejor. Lo que la gente suele pasar por alto es que cualquier tipo de automatización siempre conlleva un coste a nivel de rendimiento.

La filosofía de GenerateBlocks al respecto es muy clara: menos es más. 

Se desarrolló con el rendimiento como prioridad absoluta. ¿Quieres ver números? Pues mira, GenerateBlocks usa una décima parte de código comparado con otros page builders.

Casi nada. 

Un DOM más reducido 

¿DOM? En pocas palabras, cada vez que se carga una página, tu navegador analiza el HTML de una página y el esqueleto que lee se llama DOM (Document Object Model). 

No tiene mucho misterio, si quieres verlo, haciendo click derecho en cualquier web desde tu navegador y ejecutando la opción “inspeccionar elemento” (por ejemplo, en Firefox) podrás ver una pantalla similar como la que te muestro a continuación:

Esto es el DOM, y es como el esqueleto de tu web. Cada vez que se ramifica un nivel (como marco en la flecha roja), estás añadiendo una capa a tu DOM. Pero no pienses que esto es sólo el código fuente HTML, ya que JavaScript puede manipularlo. 

En resumen, no es necesario que entiendas completamente como funciona el DOM, sólo que cuantas más capas de código tengas, más elementos del DOM habrá en una página. Un problema muy común en las webs que usan page builders es un tamaño excesivo del DOM. 

Esto se debe a que esencialmente están añadiendo código adicional como divs con estilos anidados, un montón de javascript para ayudar a las automatizaciones que comentaba antes, etc. que crean un mega DOM. 

Y cuanto más grande sea el DOM, más afectará en términos de rendimiento y velocidad.  

Mayor independencia: CSS externo y sin Javascript

A diferencia de otros page builder que suelen cargar docenas de archivos en cada página, GenerateBlocks sólo añade un archivo CSS por página, que contiene todo el CSS generado. Tampoco tiene que cargar librerías externas, Javascript o CSS en línea. 

El plugin no vuelca shortcodes en el backend. Si desactivas el plugin, tu contenido seguirá estando ahí sin los estilos CSS y sin ningún shortcode visible. 

GenerateBlocks también te permite controlar el método de impresión CSS. Puedes cargarlo desde un archivo externo o cargarlo en línea. 

Recomendación: usa siempre la opción de archivo externo, ya que esto significa que puede ser cacheado más fácilmente por el navegador.

Como último punto, recordar que todo es automáticamente responsive y utiliza Flexbox. Puedes ajustar algunos parámetros (margen, padding, etc.) para móviles y para tablets por separado. 

¿Te gusta la velocidad? Pues toma dos tazas

Para probarlo, he hecho una pequeña comparativa usando Google PageSpeed Insights. He creado un duplicado de un subdominio donde guardo un paquete prediseñado que uso para la mayoría de mis clientes.

  1. Este paquete viene con las configuraciones básicas de plugins de SEO, velocidad (ahora mismo uso SG Optimizer), seguridad etc.
  2. He usado el mismo contenido (solo texto) en ambos ejemplos. Para así evitar mayores diferencias de velocidad que si por ejemplo usara un slider o un formulario en Elementor.
  3. Solo público los resultados de la versión móvil (que es la más complicada de puntuar alto).
  4. La única diferencia es que en uno he instalado Elementor y en el otro GenerateBlocks. Estos son los resultados:

Página con Elementor instalado. Repito, no hay más contenido que texto, y en la versión gratis de Elementor. Puede no parecer un resultado tannn horrible a priori, pero teniendo en cuenta que en un caso real luego habría que añadir imágenes, sliders, formularios o lo que sea, la cosa se pone fea.

Misma página con Generateblocks instalado. Una diferencia de 26 puntos, que se dice pronto.

Veamos más datos:

Página con Elementor

Página con Generateblocks

De todos los datos recopilados, he podido concluir que comparando GenerateBlocks y Elementor en el mismo entorno obtengo estos resultados:

  • Las hojas de estilo CSS se reducen en más de un 60% en GB.
  • El contenido de Javascript se reduce en un 80% en GB.
  • GenerateBlocks genera hasta un 40% menos peticiones al servidor.
  • Tamaños de página reducidos en un 25% respecto a Elementor.
  • Mejoras de hasta 900ms de velocidad de carga del DOM.

Los números hablan. 

Así si se puede trabajar con un page builder, sin entrar en modo pánico cada vez que vas a mirar métricas de rendimiento y velocidad.

En definitiva, creo que GenerateBlocks es para ti SI…

  • Te dedicas a hacer webs. La herramienta va dirigida a todo tipo de público, pero honestamente, creo que quien le va a sacar más jugo es un diseñador. Creo que puestos a comparar hay herramientas más sencillas de usar, y los mayores beneficios de esta herramienta están más por el lado que no se ve (velocidad, compatibilidad con el core, etc.) o bien a nivel de flujo de trabajo (cuando tengas una serie de plantillas o estilos globales, puedes tener una herramienta liviana a nivel de carga pero súper potente y ágil a nivel de diseño).
  • Usas herramientas similares para todas las webs que haces. Es decir, sabes que para cada web nueva que hagas no vas a necesitar investigar 5 o 6 plugins nuevos que sustituyan posibles carencias de GenerateBlocks.
    Normalmente, si trabajas en un solo nicho, esto no será un problema. Sin embargo, si hoy haces una web a un restaurante y mañana a una peluquería, te recomendaría un page builder más pesado como Elementor que al menos te permite improvisar con mucha más holgura.
  • Usas GeneratePress. Si ya tienes un poco de práctica en esto, sabrás que uno de los mayores quebraderos de cabeza de todo diseñador a la larga son las incompatibilidades entre un plugin y el tema. Saber que tanto tu tema como el page builder están diseñados por las mismas personas, te da ese extra de seguridad.
  • Te importa la parte técnica de la web (o trabajas con webs un poco pesadas). ¿Llevas tiendas online, membership sites, o trabajas con gestores de reserva integrados? Vamos, que si le das importancia a cosas como la velocidad de carga, estabilidad o densidad del DOM, no vas a encontrar un page builder mejor.
  • Eres un poco Juan Palomo. Como ya comentaba antes, GenerateBlocks te obliga a tener que crear tus bloques de cero (o casi), y aunque hay prediseños disponibles, seguramente los harás por tu cuenta. Y eso para muchos es genial, por el abánico de posibilidades que brinda, pero para otros esto puede ser un quebradero de cabeza. 

Resumiendo, creo que GenerateBlocks está a medio camino entre Elementor y tener que lidiar con Gutenberg a secas: te ofrece herramientas para hacer muchas cosas que conseguirías con Elementor (y mejor), pero no te da las cosas hechas.

GenerateBlocks NO es para ti si…

  • Te gustan las cosas hechas. Otros page builders te van a brindar muchas más opciones a golpe de click, sin la pequeña curva de aprendizaje de GenerateBlocks.
  • Vendes tus webs por la parte visual y ya. Si la relación con tus clientes (o con tu web) se define únicamente por la parte visual, y no le das importancia a sus entrañas, no te compliques. Hay opciones un poco más “mascaditas”.
  • Si ya tienes un page builder súper integrado en tu flujo de trabajo. A ver, las cosas como son, creo que GenerateBlocks es una muy buena opción pero si el page builder que usas no te da ningún quebradero de cabeza, ni su soporte te acongoja, pues yo te animo a seguir donde estás. 

En definitiva, tanto si estás empezando en esto como si estás en ese punto donde te gustaría cambiar de herramientas, te invito a que le eches una ojeada a GenerateBlocks

¡Espero que esta pequeña review te haya sido de ayuda!



Source link

AdS Google